Cuidados que debes tener para evitar golpes de calor

El cambio climático ha generado que las temperaturas se incrementen año tras año, ocasionando en muchas regiones del país alcanzar los 40°C, provocando en las personas habitantes de estas, golpes de calor que desencadenan problemas de alta gravedad.

Generalmente, este hecho ocurre cuando las personas hacen ejercicio en climas cálidos y húmedos sin tomar suficientes líquidos. Pero también puede ocurrir en personas que no están haciendo ninguna actividad física pero que se encuentran dentro de una población de riesgo.

Algunas personas que pueden sufrir un golpe de calor con mayor probabilidad son:

  • Niños menores de 5 años.
  • Personas que padecen enfermedades crónicas que pueden ser: cardíacas, renales, mentales o neurológicas.
  • Personas con obesidad o desnutrición.
  • Personas que abusan de bebidas con alcohol.
  • Adultos mayores o ancianos.
evitar golpes de calor

Para evitar golpes de calor, te recomendamos seguir los siguientes consejos.

  • Trata de no estar demasiado activo y tome descansos cuando hagas ejercicio.
  • Toma suficientes líquidos -como agua o bebidas deportivas- para que no sientas sed. Sin embargo, no te fuerces a tomar cantidades muy grandes en poco tiempo, y trata de no ingerir tanto líquido para evitar una sensación de incomodidad o pesadez.
  • Procura realizar ejercicio a primera hora del día, antes de que suba demasiado la temperatura ambiente, o en su defecto por la noche, cuando las temperaturas estén en descenso.
  • Usa ropa liviana y suelta.
  • Evita estar en un vehículo que no tenga ningún tipo de ventilación.
  • No te expongas al sol entre las 12 y 15 horas del día, ya que los rayos son más nocivos y pueden afectarte con mayor facilidad.
  • Mantén los medicamentos en un lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y sus efectos.

Ingiere comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

evitar golpes de calor

Si necesitar refrescar tu cuerpo, recuerda:

  • Tomar una ducha o baño de agua fresca, no agua helada porque el cambio de temperatura puede afectarte y es probable que te resfríes.
  • Si tienes mucha sed, tomar agua o una bebida energizante. Procura evitar bebidas con alcohol o cafeína.
  • Mide el tiempo de uso del ventilador o aire acondicionado, puedes alternar entre este y brisas naturales para que no exponer a tu cuerpo a cambios muy bruscos de temperatura y así también evitar golpes de calor.
  • Busca la sombra, ya sea debajo de un árbol o dentro de una instalación donde el sol no te llegue de forma directa.

Para conocer todos nuestros artículos, ingresa a nuestro blog.

facebook 4social medialinkedin 2 1

Artículos Relacionados